Mi carrito

Cerrar

DEBIDO A LA SITUACIÓN ACTUAL LOS ENVÍOS PUEDEN SUFRIR ALGÚN RETRASO ✈

El consumismo y su efecto en la moda

Escrito por María Corvo Beldarrain

• 

¿Qué buscamos en la moda? Tal vez se trate de un motivo de identidad, encontrar un vestuario que plasme la diferenciación personal de nuestra propia imagen. Apreciamos la variedad, nuevos textiles, modelos, colores formando parte de una constante rotación de prendas. Nos agrada la posibilidad de adquirir productos de lo que ahora se ha convertido en una insaciable “nueva colección”. Pero ya no tratamos de satisfacer nuestras necesidades. ¿Qué tratamos de suplir a través de nuestro incesante consumo? ¿Acaso lo conseguimos?

¿Qué buscamos en la moda? Tal vez se trate de un motivo de identidad, encontrar un vestuario que plasme la diferenciación personal de nuestra propia imagen. Apreciamos la variedad, nuevos textiles, modelos, colores formando parte de una constante rotación de prendas. Nos agrada la posibilidad de adquirir productos de lo que ahora se ha convertido en una insaciable “nueva colección”. Pero ya no tratamos de satisfacer nuestras necesidades. ¿Qué tratamos de suplir a través de nuestro incesante consumo? ¿Acaso lo conseguimos?

Residuos textiles, ¿a dónde van?

Residuos textiles,
¿a dónde van?

Actualmente nos encontramos en una situación de sobreproducción completamente insostenible regida, a su vez, por la desafortunada costumbre de usar y tirar. La realidad es que la producción supera la demanda real del mercado por lo que muchos comercios se enfrentan a un nuevo problema que queríamos sacar a relucir. ¿Qué pasa con esas enormes cantidades de stock acumulado?

En muchas ocasiones se establecen políticas de descuentos continuados para vender artículos que, de otro modo, seguirían en tienda. Y así comenzamos con el ciclo del consumismo actual; las rebajas devalúan los artículos, su fácil disponibilidad acelera ágilmente el consumo, primando en el mercado prendas generalmente de un solo uso y fácilmente desechables. Una vez las primeras, segundas y hasta terceras rebajas ya han finalizado siguen teniendo stock indeseado en sus almacenes ¿Qué ocurre con esos artículos?

Posteriormente, los artículos indeseados se reciclan y reutilizan para futuras colecciones o se donan a organizaciones caritativas ¡ERROR! Esta opción está siendo actualmente planteada como proyecto por el Gobierno Francés para mejorar su funcionamiento, pero hasta ahora generalmente la vía que se utilizaba era muy distinta. Muchas compañías textiles queman o destruyen todos aquellos artículos de los que no consiguen desprenderse. Todo el trabajo de costura, su manufacturación, el transporte, la distribución, el lavado y la buena presentación se reducen a cenizas.  

Para hacer más visual la magnitud del problema en España alrededor del 90% de los residuos textiles totales acaban en los vertederos. Únicamente entre el 5% y el 8% es depositado en contenedores para su posterior reciclaje y reutilización, datos obtenidos de un informe publicado por Asirtex. La industria textil resulta el segundo sector más contaminante del planeta, entonces ¿por qué no apostamos por un sistema de producción circular, donde en lugar de almacenar residuo se trate de dar una segunda vida al producto?

En nuestras decisiones está el poder de cambiar las cosas

Las decisiones de lo que no compramos son tan importantes como lo que compramos.

Tenemos en nuestras manos la posibilidad de optar por un consumo más responsable, reutilizando o reciclando prendas que ya no usamos y haciendo que nuestra compra promueva el consumo en moda sostenible.

Que así haya sido como se han gestionado las cosas en el mundo de la moda, no implica que no haya otras alternativas mejores en las que todos podamos salir beneficiados.